Skip to content

Ring Ring

28 febrero, 2010

Ring Ring.

– ¿Si?

– Hola, ¿qué tal?

– Bien, en casa repasando unos papeles del trabajo.-

– Ah! Vale, entonces te dejo tranquilo, estamos mas tarde.

– Vale. hasta luego.

La voz temblorosa de ella sonó al otro lado del teléfono. Estaba claro que algo le pasaba, la había notado nerviosa. Quizá después de su ultima conversación se sentía incomoda hablando con él. “Esto no puede seguir así” le había dicho, “ yo te quiero, necesito estar contigo, vernos de vez en cuando ya no me vale, te necesito a mi lado, vente conmigo”. “Me pides demasiado” había contestado ella. Se esperaba esa reacción, le pedía dejara atrás toda su vida y se mudara.

En ese momento no quiso darle mas vueltas, tenia mucho trabajo,.

– ¿Quién era? – pregunto un amigo

– Clara – contesto

El amigo se quedó en silencio, era muy consciente de todo lo que estaba sufriendo su compañero. Los había visto jugar, tontear, como se convirtieron en grandes amigos, y como se habían enamorado, mucho antes de que ellos mismos se dieran cuenta de que lo estaban.

Ella terminó de llegar, aparco el coche enfrente de la puerta. Le temblaba todo le cuerpo. “Todavía estoy a tiempo de echarme atrás” pensó. Había conducido durante 6 horas y ahora que ya había llegado era incapaz de soltar las manos del volante. Miro a la puerta.
¿porque estaba allí? ¿Realmente era lo que quería?. Pensó un momento en su ultimo abrazo. Él le había dicho que le quería y ella había respondido que le pedía demasiado, y sin embargo, lejos de enfadarse, aceptó la respuesta como si la entendiera perfectamente. Sonrió, ¿en qué estaba pensando? ¿ Cómo se le había podido pasar por la cabeza el dejar escapar a alguien así?. Se armó de valor salio del coche y tocó el timbre. La puerta se abrió.

– hola – fue lo único que acertó a decir ella

Él por su parte se quedó estupefacto al verla, sin saber que decir.

-¿Se puede? – pregunto indicando mediante gestos si podía entrar

– Por supuesto – dijo atropelladamente – pasa- añadió- ¿qué? ? ¿Cuándo has llegado?

– Ahora mismo acabo de aparcar el coche.

– ¿Has venido en coche?¿ Cómo es que no has cogido un avión?

– Es que……, no me entraba todo en una maleta

El sonreía, mientras la miraba fijamente, ella le devolvía la sonrisa y también permanecía inmóvil. Cada uno tenia enfrente el cuerpo que tantas veces había amado y deseado y sin embargo ninguno de los dos se atrevía forzar el más mínimo roce.

– ¿ Y………, cuantas cosas te has traído? – pregunto el en un inocente intento de averiguar cuales eran sus planes

– pues…, todo lo que he podido – decía ella mientras a él se le empezaban a humedecer los ojos- aunque he tenido que dejar bastantes cosas

– Pero bueno, tienes lo suficiente para……., instalarte…. ¿verdad? – dijo titubeando

– si, además les he dado la dirección y me iran mandando el resto por correo poco a poco

él estiro la mano para acariciarle el rostro todavía no se terminaba de creer que aquello era verdad.

Ella cerro los ojos……

Anuncios
One Comment leave one →
  1. 10 marzo, 2010 10:53 pm

    Bonita historia 🙂 Debe ser tremendamente emocionante (en el sentido divertido y el sentimental) compartir tu vida con otra persona de forma tan permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: